5 tipos de maldiciones generacionales y remedios bíblicos

1
1743
Puntos de oración contra las maldiciones generacionales

En la vida, hay dos fuerzas poderosas que actúan en la vida de las personas, que son bendiciones y Maldiciones, o estás caminando bajo una bendición o estás caminando bajo una maldición. Hoy examinaremos 5 tipos de maldiciones generacionales y sus remedios bíblicos. El propósito de este artículo es abrir los ojos para ver la fuente principal de los problemas que enfrentan la mayoría de las personas en la vida. La mayor tragedia en la vida es estar bajo una maldición y no saberlo. Antes de entrar en el artículo de hoy correctamente, nos encantará ver la definición de bendiciones y maldiciones. Cuando una cosa no se define adecuadamente, no se puede entender, y se necesita una comprensión adecuada de una cosa para dominarla. Este artículo no solo le abrirá los ojos para ver sus problemas, sino que también le mostrará las soluciones a su avance en el nombre de Jesucristo.

¿Qué es una bendición y una maldición?

La palabra bendición o ser bendecido y maldiciones son dos de las palabras más incomprendidas en el cuerpo de Cristo. Mucha gente asocia bendiciones a riquezas y posesiones terrenales. Creen que si eres rico y exitoso, eres bendecido, mientras que si eres pobre y quebrantado estás maldito o al menos no bendecido. Pero una mirada más cercana a las escrituras, vemos que, esa no es la verdad absoluta.

¿Cuál es la definición bíblica de bendición, o ser bendecido? Ser bendecido significa ser reconocido y aceptado por Dios. Para ampliar esta definición, veamos la Biblia en Lucas 10: 17-20. Vemos la historia de los discípulos de Jesucristo diciéndole a Jesús con entusiasmo cómo los demonios estaban sujetos a ellos mientras estaban al alcance, Jesús respondiéndoles les dijo cómo vio a Satanás caer del cielo como un rayo, y también contó ellos sobre su autoridad sobre el diablo y sus demonios. Pero lo más importante es el versículo 20, que es el versículo al que quiero llamar su atención, Jesús les dijo que no vale la pena regocijarse por tener poder sobre el diablo, pero que valga la pena regocijarse por tener sus nombres escritos en el cielo.

Hijo de Dios, ser bendecido significa ser conocido por Dios y aceptado por Él. Las bendiciones pueden atraer riquezas, pero las bendiciones no se miden por las riquezas. Puedes ser bendecido y ser pobre, como Lázaro (Juan 16:20) y también ser bendecido y ser rico como papá Abraham (Génesis 13: 2).

También puedes ser rico y ser maldecido como el hombre rico en la Biblia (Lucas 16: 20-24) y también ser pobre y ser maldecido como Ahan el ladrón en el libro de Josué 7: 1. A muchos creyentes de hoy se les ha hecho pensar que, debido a que están quebrados, no son bendecidos, eso es una mentira del pozo del materialismo. Ser bendecido es una palabra espiritual, y no se puede medir con entidades materiales y del canal. Ser rico o pobre es un producto de elecciones de vida, no tiene nada que ver con si eres bendecido o maldecido. Hay muchos hombres malvados hoy que son multimillonarios y muchos hombres pobres hoy también que son malvados, lo mismo ocurre con las personas buenas, algunos de ellos son ricos, muchos de ellos no lo son.

Ahora vamos a las maldiciones. ¿Qué es una maldición? Se dice que ocurre una maldición cuando alguien se convierte en víctima de un pronunciamiento malvado. También se dice que ocurre una maldición cuando alguien se involucra deliberadamente en algo que puede desencadenar una maldición que es un pronunciamiento malvado. Las maldiciones son generacionales; Esto significa que si no se invierten o rompen, pueden pasar de una generación a otra. En breve ahora entraremos en 5 tipos diferentes de maldiciones generacionales y cómo liberarnos de ellas a través de la ayuda de Dios.

5 tipos de maldiciones generacionales

1. La maldición de Dios:

Génesis 3: 13-19:

13 Entonces el Señor, Dios le dijo a la mujer: "¿Qué es esto que has hecho?"

La mujer dijo: "La serpiente me engañó y comí".

14 Entonces el Señor, Dios le dijo a la serpiente: "Porque has hecho esto,

"Maldito eres sobre todo ganado
y todos los animales salvajes!
Te arrastrarás sobre tu vientre
y comerás polvo
Todos los días de tu vida.
15 Y pondré enemistad
entre tú y la mujer
y entre tu descendencia y la de ella;
te aplastará la cabeza
y le darás en el talón.

16 A la mujer le dijo:

“Haré que tus dolores en la maternidad sean muy severos;
con trabajo de parto doloroso darás a luz a niños.
Tu deseo será para tu esposo,
y él gobernará sobre ti ".

17 A Adán le dijo: "Porque escuchaste a tu esposa y comiste fruta del árbol sobre el que te ordené: 'No debes comer de él'.

“Maldita sea la tierra por tu culpa;
a través de un doloroso trabajo comerás de ella
Todos los días de tu vida.
18 Producirá espinas y cardos para ti,
y comerás las plantas del campo.
19 Por el sudor de tu frente
comerás tu comida
hasta que vuelvas al suelo,
ya que de ti fuiste tomado;
para el polvo eres
y al polvo volverás ".

La maldición de Dios es la primera maldición que aterrizó en la tierra después de la creación. Todos conocemos la historia de cómo Eva y Adán fueron engañados por el diablo y pecaron contra Dios. Este pecado condujo a la maldición de Dios. Es importante notar que Dios nunca maldijo al hombre directamente, sino que maldijo el suelo por el bien del hombre. Para la mujer, él le dijo que provocarías dolor y para el diablo, le puso una maldición al diablo. La maldición de Dios es generacional, es por eso que incluso hasta este día, las mujeres aún dan a luz a través del dolor, el hombre todavía lucha por llegar a fin de mes. La maldición de Dios es la razón por la que tenemos que trabajar conscientemente para tener éxito hoy en la vida. Ahora no me malinterpreten, Dios no es el que está detrás del sufrimiento humano, no, estamos sufriendo hoy por el pecado. El pecado del que estoy hablando no es el pecado que cometimos, es el pecado que heredamos de Adán. El pecado hizo que el hombre cayera de la gloria de Dios, cuando el hombre pecó, Dios no tuvo más remedio que sacarlo de Su presencia y todo lo demás fue simplemente una consecuencia del pecado del hombre.

Remedio bíblico para la maldición de Dios

La salvación es el remedio bíblico para esta maldición. El día que aceptas a Jesucristo como nuestro Señor y salvador personal, ese día te conviertes en un hijo de Dios, naces de Dios y eres una nueva creación. Todo hijo de Dios es libre de maldiciones.

2. La maldición de la ley:

Deuteronomio 28:15: Pero sucederá que si no escuchas la voz de Jehová tu Dios, para observar hacer todos sus mandamientos y sus estatutos que yo te mando hoy; para que todas estas maldiciones te sobrevengan y te alcancen;

La maldición de la ley se desencadena por la desobediencia. Esta fue la maldición en el trabajo en la vida de los hijos de Israel en el antiguo testamento. Si obedeces a Dios, eres bendecido, pero si desobedeces a Dios, estás maldito. La buena noticia es que si naces de nuevo, Cristo te ha liberado de todas las maldiciones de la ley. Gálatas 3: 13-14.

Remedio para la maldición de la ley.

El remedio es la salvación.

3. La maldición del hombre:

Esta maldición es una maldición autoinfligida. Se desencadena por acciones incorrectas o actos malvados. Por ejemplo, cuando tienes el hábito de engañar a las personas y robarlas, estás bajo esta maldición. La Biblia dice "la maldición del Señor está en la casa de un ladrón". Muéstrame una persona malvada, y te mostraré una persona que está bajo una maldición. Este tipo de maldición es de naturaleza generacional, muchas personas hoy en día han atraído maldiciones sobre sí mismas y sobre su generación debido a sus malas acciones.

Remedio para la maldición del hombre:

El remedio es la salvación y el arrepentimiento. Después de haber aceptado a Jesucristo como su Señor y salvador, debe pedirle al Espíritu Santo que lo guíe y le muestre cómo vivir como Cristo. Debe, en la medida de lo posible, hacer las modificaciones necesarias en su estilo de vida, dependiendo únicamente de la gracia de Jesucristo.

4. La maldición de la adoración de ídolos:

Éxodo 20: 3-5: 3 No tendrás dioses ajenos delante de mí.
4 No te harás imagen grabada, ni semejanza alguna de lo que está arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.
5 No te inclinarás a ellos, ni los servirás; porque yo, Jehová tu Dios, soy un Dios celoso, que visito la iniquidad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen;

La adoración de ídolos es una forma importante de atraer una maldición generacional. Esta es una de las principales razones por las cuales África, América del Sur, América Central y algunas otras partes del mundo están sometidas hoy a la esclavitud. Muchas personas se han dedicado a las deidades demoníacas a través de sus antepasados ​​que adoraban a los ídolos. Es por eso que hoy mucha gente está sufriendo hoy, todas las formas de calamidades, desilusiones y males que les sobrevienen. No existen los dioses, solo hay un Dios, y todos los demás dioses son ídolos y espíritus demoníacos. Como hijo de Dios debes tratar de descubrir la verdad sobre tu linaje, esto te ayudará a conocer el tipo de fuerzas que actúan en tu familia.

Remedio de la maldición de la adoración de ídolos

La salvación, el arrepentimiento y la oración y el ayuno es el remedio para liberarse de estas maldiciones.

5. La maldición del tiempo y la cosecha de semillas:

Gálatas 6: 7: No se dejen engañar, no se burlan de Dios; porque todo lo que un hombre siembra, eso también cosechará.

Esta es una maldición que se desencadena al sembrar la semilla equivocada. La vida se trata de sembrar y cosechar. Cuando lastimas a la gente, estás sembrando una semilla. Cuando maltratas a tus padres, estás sembrando una semilla. Todo lo que haces, sea bueno o malo, es una semilla. Una maldición seguramente se puede desencadenar sembrando las semillas equivocadas.

Remedio para la maldición del tiempo de la semilla y la cosecha.

La salvación y el arrepentimiento es el remedio para la maldición del tiempo de la semilla y la cosecha.

Cómo ser libre de todas las maldiciones

Las maldiciones son reales, no dejes que nadie te engañe. Muchas personas sufren hoy de todas las formas de calamidad como resultado de las maldiciones sobre la vida. Esta maldición se ha convertido en una fortaleza en su vida. Por ejemplo, hay algunas familias donde esterilidad Es común, de generación en generación, siempre hay algunos miembros de esa familia que sufren de esterilidad. Algunas otras familias, no se casan, solo dan a luz en casa, algunas son muertes prematuras, mientras que otras son pobreza y dificultades. Todo esto son efectos de pronunciamientos malvados en la vida de las personas.
La buena noticia es esta, cada maldición puede ser quebrantada, y cualquiera bajo una maldición puede ser liberado por el dedo de Dios. Ahora veamos algunos pasos para liberarse de todas las formas de maldiciones.

1. Salvación:

1 Juan 5: 4: "Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo: y esta es la victoria que vence al mundo, incluso nuestra fe".

La salvación es el primer paso para superar las maldiciones. Todo hijo de Dios nace de Dios, y todos los que nacen de Dios no pueden estar bajo una maldición. La Biblia te llama una nueva creación, las cosas viejas, incluidas todas las maldiciones, desaparecen para siempre. Si estás luchando por romper maldiciones y patrones malvados en tu vida, entonces debes entregar tu corazón a Cristo o volver a dedicar tu vida a Cristo. En el momento en que confieses y aceptes a Jesucristo en tu vida, serás liberado del diablo en el nombre de Jesucristo. Para entregar tu corazón a Cristo hoy, di las oraciones por la salvación a continuación:

SEÑOR JESUCRISTO,
TE ACEPTO EN MI VIDA
Creo que moriste por mis pecados,
Y al tercer día resucitaste
DE LOS MUERTOS POR MI JUSTIFICACIÓN,
VEN A MI CORAZÓN JESUCRISTO,
Y AHORRAME HOY
GRACIAS, JESUCRISTO, POR SALVARME AMEN.

2. Sea un estudiante de la palabra:

1 Pedro 2: 2: Como bebés recién nacidos, deseen la sincera leche de la palabra, para que crezcan de ese modo.

Ahora que eres salvo, debes ser un estudiante de la palabra para saber quién eres en Cristo. La palabra de Dios es luz, te abre los ojos para ver lo que necesitas hacer para vencer al diablo. Cuando el diablo tentó a Jesucristo en el desierto, venció al diablo por la palabra. La Palabra de Dios lleva el Espíritu de Dios, Juan 6:63. Cuando estás lleno de la palabra de Dios, estás lleno de Dios mismo. Para liberarte de todas las maldiciones, debes ser un hijo de Dios lleno de palabras. La palabra de Dios en ti dispersa cada maldición que se habla en tu vida.

3. Ayuno y oraciones:

Mateo 17:21: Sin embargo, este tipo no sale sino por oración y ayuno.

Ayuno y oraciones es una herramienta espiritual para generar el poder de Dios dentro de ti. El diablo no te dejará sin luchar, sí, has nacido de nuevo, ya no eres su víctima, pero el diablo aún vendrá después de ti para atacarte. Él todavía enviará flechas malvadas de maldiciones contra ti para derribarte, es por eso que debes estar en llamas a través de la plataforma del ayuno y las oraciones. Ninguna mosca puede acercarse a una estufa caliente, de la misma manera que ningún demonio puede maldecir a un cristiano caliente. Cuando su vida cristiana está en llamas, no puede ser dañado por el diablo, y el ayuno y las oraciones mantienen su vida cristiana en llamas.

Oraciones para romper maldiciones en tu vida

1.Padre, te agradezco por librarme a mí y a mi familia de las maldiciones de la ley en el nombre de Jesucristo.

2. Maldigo cada maldición en mi vida en el nombre de Jesucristo.

3. Cada maldición que cuelga de mi árbol genealógico se destruirá ahora en el nombre de Jesucristo.

4. Cada maldición de brujería dirigida a mi familia se destruirá ahora en el nombre de Jesucristo.

5. Cada maldición de la esclavitud en mi familia se rompe ahora en el nombre de Jesucristo.

6. Cada maldición autoinfligida en mi familia se rompe ahora en el nombre de Jesucristo.

7. Cada ciclo de muerte prematura en mi familia se rompe ahora en el nombre de Jesucristo.

8. Renuncio a todas las maldiciones pronunciadas contra los miembros de mi familia, a sabiendas y sin saberlo en el nombre de Jesucristo.

9. Renuncio a todo pacto impío que mis antepasados ​​hicieron en mi nombre en el nombre de Jesucristo.

10. Libero a mi familia de toda forma de cautiverio colectivo en el nombre de Jesucristo.

Haga clic aquí para ver más oraciones para romper las maldiciones generacionales en tu vida. Dios te bendiga.

anuncios

1 COMENTARIO

  1. Realmente me estás educando pastor. Algunas cosas que he aprendido en este blog son realmente reveladoras y estoy empezando a comprender que el mundo no es una tierra libre, es un campo de batalla. Agradezco a DIOS por la palabra que nos das en este blog, de hecho nos está liberando.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí